Hilltop

foursquare

CHURCH


CREEMOS EN JESUCRISTO COMO...


EL SALVADOR
"Porque por gracia ustedes han sido salvados, por medio de la fe y esto no de ustedes mismos, es el regalo de Dios ... Pero ahora, en Cristo Jesús, ustedes, que una vez estuvieron lejos, han sido acercados por la sangre de Cristo".  Efesios 2:8, 13


EL SANADOR
"Él mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros podamos morir a los pecados y vivir para la justicia, por sus heridas has sido sanado".  1 Pedro 2:24

EL BAUTIZADOR CON EL ESPÍRITU SANTO
"Juan les respondió a todos, 'Yo los bautizo con agua. Pero uno más poderoso que yo, cuyas correas de sandalias no soy digno de desatar. Él los bautizará con el Espíritu Santo y con fuego'".  Lucas 3:16

EL PRÓXIMO REY QUE VIENE
"'hombres de Galilea', dijeron, '¿por qué estás aquí mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido quitado de ti al cielo, volverá de la misma manera en que lo has visto ir al cielo'."  Hechos 1:11

El nombre se basa en la verdad de que Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre.  Hebreos 13:8

Doctrina:


La Declaración de Fe Cuadrangular establece la doctrina básica de la Iglesia Cuadrangular y fue redactada por la fundadora Cuadrangular Aimee Semple McPherson. Aquí hay una versión abreviada:
 


Las Sagradas Escrituras
Creemos que la Biblia es la Palabra de Dios inspirada: verdadera, inmutable, firme e inmutable.  2 Timoteo 3:16, 17

La Deidad Eterna
Creemos que Dios es trino: Padre, Hijo y Espíritu Santo; los Tres son coexistentes, coeternos e iguales en la perfección divina.  Mateo 3:16-17; Juan 14:16, 26; Mateo 28:19; 2Corintios 13:14

La caída del hombre
Creemos que el hombre, creado a imagen de Dios, mediante la desobediencia voluntaria cayó en las profundidades del pecado y la iniquidad, legando la naturaleza y las consecuencias del pecado a toda la humanidad, con la consiguiente pérdida de significado y propósito.  Génesis 1:27; Romanos 5:12

El plan de redención
Creemos que, si bien todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros, tomó nuestro lugar y con la sangre de su vida compró el perdón a todos los que creen en él.  Juan 3:16; Tito 2:14

Salvación a través de la gracia
Creemos que la salvación es completamente a través de la gracia; que ninguna rectitud o mérito humano puede contribuir a que recibamos el amor y el favor de Dios.  Efesios 2:8

Arrepentimiento y aceptación
Creemos que, después de un sincero arrepentimiento y una aceptación sincera de Cristo, somos justificados ante Dios a través de la muerte sacrificial de Jesús.  Romanos 10:6-10; 1 Juan 1:9


El nuevo nacimiento
Creemos que el cambio que tiene lugar en las personas en la conversión es muy real; que habiendo recibido la justicia en Cristo y habiendo recibido de Su Espíritu, las personas tendrán nuevos deseos, intereses y búsquedas en la vida.  2Corintios 5:17; Gálatas 2:20

La vida cristiana diaria
Creemos que es la voluntad de Dios que aquellos que han nacido de nuevo crezcan en santificación, participen de Su santidad y se fortalezcan diariamente en la fe, el poder, la oración, el amor y el servicio.  2Corintios 7:1

Bautismo de Agua y la Cena del Señor
Creemos que ser bautizado en el nombre del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo es una respuesta esencial al mandamiento de Jesús, que testifica a Su señorío como Cristo y Rey. Creemos en observar la Cena del Señor, recibir el pan partido y el fruto de la vid con alegría y fe al participar nuevamente de la vida y el triunfo de la Cruz de Cristo. Romanos 6:4; 1Corintios 11:24-26

Bautismo en el Espíritu Santo
Creemos que el bautismo en el Espíritu Santo capacita a los creyentes para exaltar a Jesús, vivir vidas de santidad y ser testigos de la gracia salvadora de Dios; esperamos que la llegada del Espíritu sea después de la misma manera en que se encontró con los creyentes en los días de la Iglesia primitiva. Hechos 1:5, 8; 2:4


La vida llena del Espíritu
Creemos que es la voluntad de Dios que los creyentes caminen en el Espíritu momento a momento, sirviendo al Señor y viviendo vidas de paciencia, amor, verdad, sinceridad y oración. Efesios 4:30-32; Gálatas 5:16, 25

Los dones y el fruto del Espíritu
Creemos que el Espíritu Santo otorga dones de ministerio habilitantes a los creyentes, y que estos dones construirán el Cuerpo de Cristo a través de la edificación y el evangelismo; como evidencia de una vida llena del Espíritu, los creyentes deben mostrar un "fruto" espiritual: amor, alegría, paz, paciencia, mansedumbre, bondad, fe, mansedumbre, templanza. 1Corintios 12:1-11; Gálatas 5:22-25

Moderación
Creemos que la moderación de los cristianos debe ser obvia para los demás y que la relación con Jesús nunca debe llevar a las personas a extremos de fanatismo; sus vidas deben modelar la de Cristo con rectitud, equilibrio, humildad y sacrificio. Colosenses 3:12, 13; Filipenses 4:5

Sanidad Divina
Creemos que la sanidad divina es el poder de Jesucristo para sanar a los enfermos en respuesta a la oración de fe; Él, que no cambia, todavía está dispuesto y es capaz de sanar el cuerpo, así como el alma y el espíritu en respuesta a la fe. Marcos 16:17, 18; Santiago 5:14-16

La segunda venida de Cristo
Creemos que la segunda venida de Cristo es personal e inminente; la certeza de su venida y el hecho de que ningún hombre sabe la hora de su venida, nos impulsa a realizar nuestros esfuerzos de evangelización; que el Señor mismo descenderá del cielo, los muertos en Cristo se levantarán, y los redimidos serán arrebatados para recibir al Señor en el aire. Mateo 24:36, 42, 44; 1Tesalonicenses 4:16, 17

Relación de la Iglesia
Creemos que es nuestro sagrado deber identificarnos con una congregación de creyentes con quienes podemos adorar a Dios, observar las ordenanzas de Cristo, exhortarnos y apoyarnos unos a otros, trabajar por la salvación de otros y trabajar juntos para avanzar en el Reino del Señor. . Hechos 16:5; Hebreos 10:24

Gobierno civil
Creemos que el gobierno civil es por nombramiento divino y que las leyes civiles deben mantenerse en todo momento, excepto en las cosas que se oponen a la voluntad de Dios. Hechos 4:18-20; Romanos 13:1-5

Juicio
Creemos que todos comparecerán ante el tribunal de Cristo: los redimidos serán entregados para vida eterna y los impenitentes para el castigo eterno. Apocalipsis 20:11, 12; 2Corintios 5:10

Cielo
Creemos que el cielo es la morada gloriosa del Dios viviente y el hogar eterno de los creyentes nacidos de nuevo. Juan 14:2; Apocalipsis 7:15-17


Infierno
Creemos que el infierno es un lugar de tinieblas, pena profunda y fuego inextinguible, que no estaba preparado para el hombre sino para el diablo y sus ángeles; sin embargo, se convertirá en el lugar de separación eterna de Dios para todos los que rechazan a Cristo como Salvador. Mateo 13:41, 42; Apocalipsis 20:10, 15

Evangelización
Creemos que ganar almas es el gran negocio de la Iglesia en la tierra, y que cada obstáculo para la evangelización mundial debe ser eliminado. Santiago 5:20; Marcos 16:15


Diezmos y ofrendas
Creemos que el diezmo y las ofrendas son ordenados por Dios para sostener Su ministerio, difundir el Evangelio y liberar bendiciones personales.  Malaquías 3:10; 1Corintios 16:1, 2

Valores del Ministerio:


INTEGRIDAD: Queremos la bendición de Dios más que cualquier ventaja obtenida por deshonestidad o engaño. Proverbios 3:13-18; 10:9; 11:3; 13:6; Salmo 1; 19:9-11; 41:12; Proverbios 10:22

UNIDAD: Queremos la unción que viene cuando los creyentes se aman y trabajan juntos en armonía. Por lo tanto, estamos comprometidos con la reconciliación (caminando en la luz). 1 Juan 1:7; Salmo 133

IGUALDAD: Creemos que la iglesia es una familia espiritual, no una jerarquía. Por lo tanto, el favoritismo o las distinciones sociales no tienen cabida entre nosotros. Valoramos a cada creyente como un hijo de Dios dando honor y cuidado a cada uno en proporción a su necesidad. 1Corintios 12:12-26; Efesios 2:19-22; Santiago 2:1-7

HOSPITALIDAD: Creemos que una iglesia saludable es una iglesia en crecimiento, siempre dando la bienvenida a los perdidos, rotos y solitarios. Regularmente negamos nuestra propia comodidad y conveniencia para alcanzar más a Jesús. Juan 4:31-34

ACTIVIDAD: Creemos en hacer actos de servicio y compasión para que nuestra comunidad y el mundo puedan experimentar la bondad de Dios a través de nosotros. Mateo 5:13-16, 43-48

HUMILDAD: Tratamos de atraer todos los ojos a Jesucristo y trabajar para la expansión de Su reino, no el nuestro. Por lo tanto, evitamos cualquier comportamiento que distraiga la atención indebida del Señor. También trabajaremos para fortalecer iglesias y ministerios más allá del nuestro. Juan 12:32; Filipenses 2:3

PUREZA: Creemos que los estándares bíblicos de moralidad y comportamiento son realistas y alcanzables a través del poder del Espíritu Santo y con el apoyo devoto de otros creyentes. Por lo tanto, no ocultamos ni ignoramos una falla moral grave, sino que aplicamos la disciplina cuando corresponde y trabajamos para la restauración de la persona. 1Corintios 5:3-6: 10; Gálatas 6:1; Gálatas 5:16-25; Efesios 1:4; 1 Pedro 1:15, 16

ESPIRITUALIDAD: Creemos que las enseñanzas de la Biblia junto con el poder del Espíritu Santo traen sanidad en cada área de necesidad humana. Por lo tanto, como iglesia, ministramos utilizando principios bíblicos como el perdón, la confesión, el arrepentimiento, la liberación, la oración y la imposición de manos. En la adoración nos enfocamos en la intimidad con el Espíritu en lugar del entretenimiento o incluso la excelencia musical. Hechos 3:1-8, 16; 2Corintios 10:3, 4 armas de nuestra guerra; Hebreos 13:8; Santiago 5:14-16

SIMPLICIDAD: Aunque Dios nos ha bendecido con abundantes recursos, no deseamos disminuirlos por despilfarro o muestras innecesarias de riqueza. Escogemos calidad y practicidad duraderas, recordando siempre que estamos administrando el dinero de Dios, no el nuestro. Lucas 12:15-34; Juan 6:11-13 reúne fragmentos sobrantes

RENDICIÓN DE CUENTAS: Creemos que se les pide a los cristianos que se sometan unos a otros y a los líderes que Dios ha puesto sobre nosotros en el gobierno civil, nuestra denominación y nuestra iglesia. Por lo tanto, cooperamos alegremente siempre que sea posible, reservándonos el derecho a desobedecer si se nos pide que violemos los principios esenciales de la Palabra de Dios. Daniel 3:16-18; 6: 10,11; Hechos 4:18-20; Romanos 13:1; Efesios 5:21; 1 Pedro 2:12-17

LIBERTAD: dentro de los límites de la moralidad bíblica y la doctrina esencial, reconocemos el derecho de los creyentes a dirigir sus vidas mediante la dirección de su conciencia. Nuestros líderes enseñarán y alentarán, pero no obligarán al comportamiento, excepto cuando la Biblia lo requiera. Filemón 1:14; 1 Pedro 5:1-4; 2Corintios 9:7; Gálatas 3:25, 26; 4:7